Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aquí se amamanta

La iniciativa Breastfeeding Welcome acredita locales donde se anima a las madres a dar de mamar

Una madre amamanta a su hijo en Hola Coffee, local en el barrio de Lavapiés adherido a la iniciativa de Teta&Teta.
Una madre amamanta a su hijo en Hola Coffee, local en el barrio de Lavapiés adherido a la iniciativa de Teta&Teta.

Aunque las madres tienen derecho a amamantar a sus hijos donde quieran, no está de más recordarlo. Ni que haya establecimientos que, de forma explícita, inviten a hacerlo con naturalidad. María Rufilanchas es la fundadora del estudio Molaría, del espacio de coworking Teta&Teta y de la marca homónima especializada, como ella dice, “en censurar la censura de las tetas”. Hace unos meses, María leyó que un importante porcentaje de las mujeres que dan de mamar en público se sienten incómodas: “Todavía hay quien ve obscenidad en una madre que se saca el pecho”. Así que este verano, junto a sus compañeros de coworking, pensó que sería bonito invitar a las madres que pasaran por delante de su espacio a subir a dar el pecho.

Así surgió la iniciativa Breastfeeding Welcome (que se puede traducir como: “Bienvenido el dar de mamar”), con la que quieren animar a otros locales a que peguen en sus escaparates las pegatinas que han diseñado y que acojan a las madres que quieran dar de mamar a sus bebés lejos del ruido de la calle, de la contaminación, de la lluvia, del frío o del calor. También a aquellas a las que sientan pudor o estén hartas de miradas reprobatorias.

“La idea inicial era hacerlo por el barrio, por Chueca y Malasaña, pero rápidamente se nos fue de las manos y nos dimos cuenta de que podía convertirse en algo mucho más grande”. En cuestión de días, les escribieron de Palma de Mallorca, Barcelona, Santander, Oviedo, pero también de Portugal, Puerto Rico, San Francisco e incluso Nueva Zelanda. A día de hoy, hay decenas de tiendas, cafés, floristerías, tintorerías o estudios de tatuaje que lucen su pegatina en la entrada. Aparte de enviar gratuitamente pegatinas a los locales que las solicitan, también han creado un mapa en el que se pueden localizar todos los puntos Breastfeeding Welcome y, en un futuro, quieren desarrollar una app.

Iniciativas similares ya están en marcha en Reino Unido o Australia, y la propia Organización Mundial de la Salud ha lanzado campañas para apoyar a las madres que quieran amamantar a sus bebés en cualquier momento y lugar. A pesar de ello, sigue siendo un tema polémico, como evidencian la censura en redes sociales o las madres que han sido expulsadas de espacios públicos o invitadas a retirarse a zonas más “discretas” —como el cuarto de baño— por dar el pecho a sus bebés. En España no existe una ley que prohíba dar de mamar en público, pero hay locales que se amparan en su política de admisión para invitar a las madres a que se marchen cuando esto ocurre.

A pesar del poco tiempo que lleva en marcha la iniciativa, ya han recibido alguna crítica de personas que piensan que le están haciendo un flaco favor a la normalización de la lactancia en público. “Una madre puede entrar en cualquier sitio a dar el pecho, pero muchos te echan. El objetivo de esta iniciativa es que al final haya tantas pegatinas que terminemos quitándolas; mientras haya madres que se sientan juzgadas y observadas, creemos que es bueno visibilizarlo”, dicen desde Teta&Teta. También consideran positivo que haya debate: “La iniciativa también se ha creado para reflexionar”. Y, aunque creen que el cambio de mentalidad es lo más difícil, les gustaría que hubiera una ley que amparara el derecho a dar de mamar.