Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preciados y Carmen indicarán con luces el sentido de la marcha a los peatones

Las señalizaciones indicarán los sentidos en verde y rojo, mientras los agentes controlarán los cruces y accesos a las calles

La calle de Preciados de Madrid en 2016.
La calle de Preciados de Madrid en 2016.

El Ayuntamiento de Madrid estudia la colocación de carteles luminosos en las vías peatonales aledañas a la Puerta del Sol para señalar el sentido único de esas vías y facilitar que los transeúntes lo respeten. Así lo explicó este martes el jefe de la Policía Municipal, Teodoro Pérez, quien detalló que "en cada cruce de calles" y en los accesos los agentes informarán a los peatones y los pararán para que circulen en los sentidos establecidos por el gobierno de Ahora Madrid. Además, habrá un refuerzo de la seguridad, con más agentes en las calles y un helicóptero, y se instalarán bolardos y otros elementos disuasorios.

El jefe de la Policía Municipal participó este martes en una rueda de prensa junto a la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa; el concejal de Seguridad del Consistorio, Javier Barbero, y varios mandos policiales y de Emergencias, para informar del dispositivo de seguridad de Navidades en la capital. La medida más novedosa es la que convertirá en sentido único algunas vías aledañas a Sol durante los fines de semana, y que será anunciada a través de luminosos.

"Se trata de señalización circunstancial vertical luminosa, que indicará los sentidos en verde y rojo", explicó este martes una portavoz de la policía. Estas señalizaciones se emplean en las obras: "Serán móviles y en caso necesario se podrán instalar", añadió. Los carteles luminosos facilitarán el cumplimiento de esta medida, cuyo objetivo es regular los grandes flujos en días de mucha afluencia. Así, la calle de Preciados será de salida hacia la plaza de Callao, mientras que la del Carmen será por la que se entre en Sol.

El jefe de la Policía Municipal recordó que la medida se experimentó sin problemas el fin de semana pasado y que no se multará a los peatones que circulen en sentido contrario a lo establecido. Es decir, que si un ciudadano sale de una tienda y circula por las calles de Preciados o del Carmen en sentido equivocado no se le penalizará, aunque sí se le advertirá de cuál es el sentido de marcha correcto para que lo cumpla.

Alerta de seguridad

Medidas análogas se han empleado otras veces, pero en días puntuales de gran afluencia. La novedad es que el ejecutivo de Carmena ha decidido aplicar el sistema todos los fines de semana del mes de diciembre (de viernes a domingo), así como los festivos y vísperas de ellos.

En cuanto al resto del dispositivo de seguridad, tanto el Ayuntamiento como la Delegación del Gobierno recordaron que España se encuentra en un escenario 4 de alerta antiterrorista, por lo que trabajan para reforzar los dispositivos conjuntos. Por ello, habrá agentes apostados en las azoteas de las calles del centro para controlar desde las alturas el flujo de personas, mientras que un helicóptero de la Policía Nacional vigilará desde las alturas.

Además, se colocarán bolardos y otros elementos disuasorios tanto en el centro como en las calles más concurridas de todos los distritos para evitar posibles atentados. Esto se suma a la nueva composición de la Gran Vía, donde por primera vez se han instalado barreras denominadas New Jersey, de hormigón y con un peso unitario de unos 1.100 kilos. En las fiestas de 2016 se utilizaron vallas azules que se instalaban al inicio de cada periodo de restricciones. Este año, las barreras se mantendrán todos los días.

Habrá un incremento de los agentes de la Policía Nacional en las calles de la capital, al igual que ocurrió en años anteriores. También habrá más control y atención en zonas comerciales para evitar robos y atracos.

Según Dancausa, se suplirá el despliegue de policías en Cataluña con un aumento de servicios extraordinarios por parte de los agentes que quedan en Madrid. Además, se restringirá la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos en el entorno de los grandes eventos que se realicen, como la cabalgata de los Reyes Magos. El Ayuntamiento pondrá en marcha su propio centro de coordinación de seguridad en Cibeles, una iniciativa que ya probó durante el World Pride (a finales de junio). Este centro estará liderado por la Policía Municipal, aunque también contará con agentes de Policía Nacional y responsables de los medios de transporte.