Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazo a un tanatorio en Majadahonda en un área residencial

Los vecinos han presentado más de 2.000 firmas en contra del equipamiento

Parcela donde está prevista la construcción del tanatorio.
Parcela donde está prevista la construcción del tanatorio.

La construcción de un tanatorio con crematorio en Roza Martín, un área residencial de Majadahonda, y pegado a un colegio ha provocado las protestas de los vecinos, que han recogido más de 2.000 firmas contra el equipamiento. El Ayuntamiento, gobernado por el PP en minoría, intentó ayer parar la concesión de la licencia con la presentación de una moción en el pleno municipal. La propuesta no salió adelante debido a que la oposición se abstuvo. En la zona está previsto levantar un máximo de 300 viviendas unifamiliares y otras tantas en bloque, que estarán construidas en un 90% "en breve", indica un portavoz municipal.

El alcalde, Narciso de Foxá, no se esperaba semejante desenlace en la votación del pleno. “Es un tema gravísimo y una equivocación, porque afecta a muchísima gente a la que le van a poner un tanatorio al lado de sus casas”, declaró ayer. La moción del PP pretendía paralizar la concesión de la autorización solicitada en función de dos informes de los servicios técnicos y jurídicos que así lo aconsejaban. El regidor considera que la actitud de la oposición se resume en que “cuanto peor para el PP mejor, aunque se fastidien los vecinos. No puede ser”.

Alfonso Reina, portavoz de Ciudadanos la segunda fuerza en Majadahonda con seis ediles, comparte la opinión del alcalde de que la parcela elegida no es el lugar idóneo para construir un tanatorio. “Rotundamente no, por la cercanía del colegio y de las viviendas, estamos con los vecinos totalmente”, explica. Sin embargo, se han abstenido dando al traste con las intenciones del PP debido a que la secretaria del Ayuntamiento ha emitido un dictamen sobre el informe técnico en el que dice que la moción “no está suficientemente fundamentada”, explica el portavoz. Por este motivo, Reina pide que los técnicos elaboren otros diagnósticos que cuenten con todos los “parabienes” de la secretaria del Ayuntamiento, para evitar dificultades futuras.

El problema ha surgido debido a que cuando se redactó el plan general de ordenación urbana de Majadahonda los tanatorios y crematorios eran de propiedad pública, y no se legisló al respecto. Por lo tanto, la actual normativa permite su instalación en cualquier parcela dotacional. El Ayuntamiento tiene previsto realizar una modificación puntual del plan urbanístico para alejar del centro el actual cementerio y tanatorio, que se han quedado pequeños. Pero, mientras tanto, una empresa privada ha solicitado la polémica licencia.