Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El penoso camino a Europa

El Centro del Actor se estrena como sala de exhibición con ‘Muros’, una obra sobre el drama de los refugiados

Una escena de 'Muros' en el Centro del Actor.
Una escena de 'Muros' en el Centro del Actor.

Sarah es una de las más de 65 millones de personas que han tenido que abandonar su país debido a la guerra, la violencia y las constantes violaciones de sus derechos fundamentales. Sarah es una joven, como otras tantas, que sueña con una vida mejor. Para lograrla, viaja rumbo a Europa atravesando ríos y mares, durmiendo al raso a temperaturas extremas y haciendo frente a duras situaciones en las que las mujeres son siempre más vulnerables. Comparte su camino con otros que también huyen del horror. Todas sus historias se pueden ver y sentir en la obra Muros (Centro del Actor, Dolores de Armengot, 22; hasta el 16 de diciembre; 12,80 euros), dirigida por Lorena García de las Bayonas y escrita por David Cos.

“Me sentía en la obligación de dar voz a todas esas personas que no la tienen”, cuenta García de las Bayonas sobre el origen de esta pieza teatral. “El teatro no cambia el mundo, pero sí que tiene el poder de removernos. Al contrario de lo que sucede cuando vemos estas escenas en una pantalla, en directo las emociones están muy presentes”, añade.

Para este montaje, el equipo ha realizado un minucioso trabajo de investigación y documentación, en el que ha participado la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). “Queríamos contar esta realidad desde un punto de vista honesto y fiel”, explica García de las Bayonas, que pidió a su elenco —formado por 12 actores y actrices— que se involucrase y entrevistase a refugiados reales. “Son historias durísimas, pero no queríamos caer en la compasión, así que tratamos de interpretar los personajes desde la dignidad que muestran todas estas personas”, cuenta el actor Joe Manjón.

Algunos miembros del elenco habían visitado previamente algún campo de refugiados y su experiencia fue vital en el proceso de creación y dirección. “Cuando crees que lo has visto todo llega otra historia que te sorprende aún más”, cuenta la actriz Belén López-Valcárcel sobre su paso por un campo de refugiados de Atenas. “Las familias no tienen por qué ser biológicas, sino que se crean como un vínculo en el exilio, al compartir el duro camino hacia Europa”, añade la actriz. “En muchos casos lo único que nos separa es la mala suerte”, apunta Raquel Espadas, que interpreta a Sarah: “Te metes en el papel pensando: ‘Esto me podía haber pasado a mí; esta podría ser yo”.

Además del trabajo actoral, para la creación de Muros se han utilizado técnicas de Teatro Verbatim. “Se trata de una propuesta multidisciplinar —mezcla de danza, música y poesía— que pretende reproducir de manera fiel los testimonios reales de personas, imitando incluso sus cadencias vocales”, explica García de las Bayonas. “Es un trabajo laborioso de nuestro compositor musical, Jorge Badolato, que nos permite hacer teatro documental de una forma más artística”.

Con Muros, el Centro del Actor, fundado en 2012, se estrena como sala de exhibición; hasta ahora solo acogía las creaciones que representaban los alumnos de la escuela de la que García de las Bayonas también es directora. “Me gusta inaugurar esta nueva etapa del espacio”, dice, y anuncia que quiere llevar Muros a otras salas “para que llegue a más gente, para que tenga más visibilidad”.