Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de menores atendidos por Cruz Roja asegura que pasa frío en invierno

Un 40% de las familias que recibe asistencia de la organización en la Comunidad Valenciana no puede pagar el comedor escolar

Un niño en uno de los comedores escolares abiertos en verano.
Un niño en uno de los comedores escolares abiertos en verano.

La crisis ha pasado factura a amplios sectores de la población pero la situación de vulnerabilidad en que se encuentran los niños se ha acrecentado, según el último informe de Cruz Roja en la Comunidad Valenciana. Un 40% de las familias atendidas no puede pagar el comedor escolar y casi la mitad de los niños asegura que pasa frío en invierno. Además, un 9% de los menores no realiza alguna de las tres comidas principales del día de forma regular.

Estos son algunos de los datos incluidos en el Boletín de Vulnerabilidad Social de Cruz Roja sobre Infancia en la Comunidad Valenciana, que refleja que la infancia es el colectivo que "más ha acusado la precarización social generada por la crisis económica", según un comunicado de esta organización.

El estudio analiza la percepción de chicos y chicas de 8 a 14 años atendidos a través del programa de Promoción del éxito escolar de Cruz Roja Juventud y pone de relieve una de las manifestaciones más claras de la privación o carencia material relacionadas con la pobreza infantil: la alimentación insuficiente o inadecuada.

La labor de Cruz Roja Española y Cruz Roja Juventud, a través de un enfoque integral para combatir distintos escenarios de exclusión, alcanza a más de 5.400 niños y niñas cada año en la Comunidad Valenciana.

El Boletín revela que el 25,3 % de menores atendidos por Cruz Roja merienda en sus instalaciones (frente al 16% nacional), que el 47,4 % de los menores asegura que pasa frío en invierno, porcentaje que se eleva al 50,2% en el grupo de 8 a 11 años, y que el 31,8% afirma que no tiene calefacción en casa.

Entre otras dificultades, el Informe expone que el 39,7% de los menores no puede pagar el comedor escolar, 10 puntos por encima de la muestra estatal (29%); y uno de cada diez (9,1%) no realiza de forma regular alguna de las tres comidas principales del día; (desayuno, comida y cena).

También revela que el 66% de los niños y niñas se preocupa por las dificultades económicas por las que atraviesa su familia, más acusado en hogares monoparentales.

Algunos aspectos que concretan estas situaciones de vulnerabilidad e indican bajos ingresos familiares son que el 42,9% no puede ir al dentista y el 41,2% afirma que sólo una persona adulta tiene un trabajo estable.

Respecto al desempeño académico, el 73,6% de los niños y niñas está estudiando en el curso que corresponde a su edad, pero el 42% de los menores de entre 12 a 14 años señala que no dispone del material adecuado para estudiar, necesidades a las que Cruz Roja respondió en 2016 a través de 4.108 entregas de material didáctico y libros en las tres provincias valencianas.

La intervención de Cruz Roja Española con la infancia se lleva a cabo con una perspectiva integral gracias a cerca de 900 voluntarios y voluntarias, fundamentalmente de Cruz Roja Juventud y de asambleas locales de toda la Comunidad Valenciana.

El informe ha sido presentado por el presidente de Cruz Roja Española en la Comunidad Valenciana, Francisco Javier Gimeno; la rectora de la Universidad Católica de Valencia, Asunción Gandía; la responsable de Infancia de Cruz Roja Española en la Comunidad Valenciana, Alicia Santonja, y Susana Gende, del área de Estudios e Innovación de Cruz Roja Española.

Más información