Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clear Channel y Cespa se disputan el concurso del Bicing

El actual operador de la bicicleta pública de Barcelona gana en la oferta técnica y la filial de Ferrovial, en precio

Dos estaciones de Bicing en el paseo Lluís Companys de Barcelona
Dos estaciones de Bicing en el paseo Lluís Companys de Barcelona

El concurso de la segunda generación del Bicing, el sistema de bicicleta pública del Ayuntamiento de Barcelona, está a punto de resolverse. Un megacontrato público con un presupuesto total de licitación de 227 millones de euros a diez años en el que, de las seis uniones de empresas que se presentaron, solo dos tienen opciones de ganar. Una es de Clear Channel, que ya gestiona el servicio, y Movus (fabricante de bicis y operador con sede en Paterna). La otra oferta finalista es la de Cespa (filial de Ferrovial) y PBSC, también industrial y operador de sistemas públicos en EE UU.

En la puntuación de las ofertas se valoran las propuestas técnica y económica. Y la situación pinta muy ajustada, de forma que cualquiera de las dos puede llevarse el jugoso concurso: porque es un dineral durante una década y porque se trata de la bici pública de Barcelona, que aunque tenga carencias y suscite quejas en la ciudad, es de las mejor valoradas del mundo.

Autorización del Consejo de Ministros

La aplicación del artículo 155 de la Constitución al gobierno catalán también ha afectado al concurso del Bicing. La licitación la debía resolver el Tribunal de Contratos del Sector Público de la Generalitat y en un concurso a diez años era necesaria la autorización de este organismo o el Consejo de Ministros. Y ha sido el gobierno español quien el 24 de noviembre “acordó autorizar la celebración del contrato de implantación, mantenimiento y gestión del servicio Bicing, con una duración de diez años”.

La situación entre las dos UTE competidoras, el minuto y resultado, es el siguiente. Clear Channel gana en la propuesta técnica (30,05 puntos), pero tiene la oferta económica más cara (169,2 millones de euros en el precio del servicio). Y Cespa tiene una puntuación inferior (de 29,15 puntos) pero gana a Clear Channel el precio.

Baja temeraria

De hecho, la oferta económica de Cespa en el concepto de “prestación del servicio”, 149,6 millones supone una baja del 6,1% respecto a la media del precio de todas las que se han presentado: es, pues, una baja temeraria, según el criterio de valoración del pliego de cláusulas administrativas, que fija en el 5% los “valores anormales o desproporcionados”.

A priori, Cespa quedaría fuera de la adjudicación por precio, pero cabe la posibilidad de que la mesa de contratación dé “audiencia al licitador que la haya presentado para que justifique la valoración y precise las condiciones de su oferta” y solicite “asesoramiento técnico” para tomar la decisión. Es decir, Cespa no lo tiene todo perdido, aunque cuesta pensar que tras la crisis del túnel de Glòries, originada en parte por la baja con la que ganaron las empresas ejecutoras, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau adjudique un contrato, el que sea, con baja temeraria.

Además del grueso del servicio en la oferta técnica también tiene miga el precio unitario por bicicleta: Cespa ofrece 1.045 euros por bici mecánica y 2.365 por bici eléctrica. Y Clear Channel, va a precios mucho más económicos: 650 y 1.750 euros. Los expertos consultados aseguran que la bici de Cespa, pese a ser más cara “es un Ferrari”. Y recuerdan que es la que circula en el servicio público de Londres.

La propuesta técnica, con hasta 35 puntos de valoración, también tiene su aquél, porque las dos ofertas están muy igualadas. La oferta tiene en cuenta criterios relacionados con la funcionalidad de las bicicletas (la experiencia de las empresas o su diseño); la operativa del sistema (como la distribución del personal); la funcionalidad de las estaciones; la logística y el mantenimiento del servicio (tanto de las bicis como de las estaciones); la infraestructura informática del sistema o la gestión de residuos.

Dos ofertas de seis

En este capítulo, que es el primero que se valora, la mayor puntuación la sacó la UTE de Clear Chanel, con 30,05 puntos sobre 35. La segunda clasificada fue Cespa (29,15) y la tercera la que forman Marfina Bus y Smoove (28,08). Esta tercera superó la primera criba (28,05 puntos) pero ha quedado fuera porque su oferta económica es la más elevada. Igual que la oferta de Nextbike y Sagalés (con una puntuación de la oferta técnica de solo 20,45 puntos).

Al concurso se presentaron otras dos ofertas que se quedaron por debajo de los 20 puntos en la oferta técnica, por lo que no pasaron a la segunda fase de evaluación.

Más información