Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 190.000 personas recurren a entidades sociales por ropa y alimentos

Las entidades sociales atendieron, en 2016, a 1.584.000 personas, 34.000 más que el año anterior.

Un comedor social en el barrio de Horta de Barcelona.
Un comedor social en el barrio de Horta de Barcelona.

Las entidades que integran la Mesa del Tercer Sector de Cataluña atendieron en 2016 a 1.584.000 personas, 34.000 más que el año anterior. En los últimos años, el número de usuarios va al alza, y coincide con el aumento de entidades y servicios. Por primera vez, el Barómetro del Tercer Sector presentado este miércoles da una imagen fija del perfil del usuario de las entidades sociales: el 12% de los atendidos —más de 190.000 personas— pide ayuda para alimentos, ropa o suministros.

La Mesa del Tercer Sector de Cataluña está formada por 35 federaciones y más de 3.000 entidades. El Barómetro del Tercer Sector hace una radiografía anual del impacto económico de las actividades sociales en Cataluña, y en su presentación, este jueves, los autores han concluido que en 2016 se dedicaron 3.000 millones de euros para atender a 1.584.000 personas, un 2,2% más que el año anterior.

En su tercera edición, el Barómetro se centra, por primera vez, en detallar el perfil de las personas atendidas: género, edad y necesidades.

En casi todos los colectivos la paridad es total, aunque la presencia de hombres es mayoritaria en la atención a la drogodependencia y en el colectivo de personas recluidas o que estuvieron en prisión. Una de cada tres personas atendidas es adulta (de 36 a 64 años), colectivo al que le sigue el de la infancia y la adolescencia (de 4 a 18 años), que representa el 28% del total.

Quizá el dato más significativo de la realidad social con la que se encuentran los trabajadores de las entidades del Tercer Sector es el que hace referencia a las necesidades de los usuarios. Un 12% de ellos, es decir, más de 190.000 personas en Cataluña, recurre a las asociaciones en busca de ayudas básicas: alimentos, ropa, higiene o suministros. Los otros principales ámbitos de intervención son el sociosanitario (9,9% de las personas atendidas), la acción cívica y comunitaria (8,9%) y la educación en el tiempo libre (7,7%).

Por las características de los usuarios, el mayor colectivo atendido por las entidades sociales es el de personas en situación de pobreza o exclusión social: un tercio de los atendidos se encuentra en esta circunstancia. El segundo mayor colectivo, un 20% del total, es el de las personas con trastornos de salud mental.

Dos millones bloqueados

Las entidades que conforman la Mesa recaudan sus ingresos mediante subvenciones (un 55%) y mediante donaciones (45%). Con estos ingresos, las asociaciones destinan, de media, 2.000 euros anuales por persona. El mayor presupuesto se lo lleva el ámbito de la infancia y la adolescencia (876 millones de euros), aunque el mayor presupuesto por usuario es el destinado a la tercera edad: 3.223 euros por persona y año.

Aunque la Mesa del Tercer Sector considera “lógico” que buena parte de la financiación sea pública, “ya que se aplican políticas sociales públicas”, lo cierto es que, últimamente, la autonomía financiera del tercer sector está en el aire. Con la intervención de la Generalitat por parte del Ministerio de Hacienda quedaron bloqueados hasta diez millones de euros destinados a fines sociales. Ocho millones ya se han desbloqueado, pero todavía hay dos millones que no se han cobrado, los que pertenecen a entidades de atención a la salud mental y a las adicciones. “Tenemos que conseguir un compromiso más firme. La Administración tiene una responsabilidad con las entidades”, ha recordado Francina Alsina, presidenta de la Mesa del Tercer Sector.