Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ANC llama a donar fondos para satisfacer fianzas “desorbitadas”

Crida per la democracia vaticina que los exdirigentes independentistas pueden salir de prisión de forma inminente

Manifestación en la Diada de este año en Barcelona.
Manifestación en la Diada de este año en Barcelona. REUTERS

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural reactivaron este miércoles la caja de solidaridad de sus socios y simpatizantes para hacer frente a las eventuales fianzas “desorbitadas” que el juez del Tribunal Supremo pueda fijar si decide hoy excarcelar los ocho exconsejeros y a los dos líderes de las entidades soberanistas. La ANC ya logró reunir suficiente capital para pagar de forma inmediata el depósito fijado para Carme Forcadell, de casi 150.000 euros, así como las fianzas que el magistrado impuso a los cuatro miembros de la Mesa del Parlament (25.000 euros a cada uno).

La campaña Crida per la democràcia (llamamiento por la democracia) difundió el miércoles el mensaje la posibilidad de que este viernes haya “buenas noticias” ante una hipotética puesta excarcelación de los dirigentes independentistas y paralelamente solicitó a sus simpatizantes que colaboren económicamente para que puedan salir de la cárcel “tan pronto como sea posible”. Además del donativo, las dos entidades han organizado para mañana un concierto en el estadio olímpico de Montjuïc, bautizado como el concierto para la libertad, en el que intervendrán medio centenar de músicos, para reclamar la libertad de los presos políticos cuya recaudación irá destinada a la caja de solidaridad.

Durante las declaraciones previstas para este viernes, se prevé que acudan en solidaridad ante las puertas del Tribunal Supremo los dos coordinadores del PSeCAT, Marta Pascal, y David Bonvehi además del expresidente Artur Mas además de Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium Cultural. La recaudación se realiza mediante un pago a través de una tarjeta de crédito o bien con transferencias a dos cuentas corrientes, una de La Caixa y otra de La Caixa d'Ingeniers. Los promotores consideran que la caja permite hacer frente a las “represalias económicas” del Estado y lanza un mensaje a la comunidad internacional para difundir el conflicto. Los responsables de la caja son dos miembros de la ANC y Òmnium y tiene como auditores externos a tres expresidentes del Parlament.