Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ken Loach abre la temporada de la Filmoteca

El centro cultural, que ha registrado un descenso del 9% de espectadores este año, celebra el centenario de Bergman y Hayworth

Fotograma de "Yo Daniel Blake" que le valió la Palma de Oro a Ken Loach.
Fotograma de "Yo Daniel Blake" que le valió la Palma de Oro a Ken Loach.

La consciencia social del británico Ken Loach centrará la programación de 2018 de la Filmoteca de Cataluña. El laureado realizador, premiado con su segunda Palma de Oro en 2016 por I Daniel Blake, presentará él mismo la cinta el 30 de enero en el centro cultural. Su trabajo cinematográfico será la “locomotora que impulsará la programación”, como ha anunciado este viernes Esteve Riambau, director de la Filmoteca desde la sede del Raval.

Riambau ha explicado que el ciclo de Loach contará con 15 de sus películas más conocidas como Kes y también de alguna producción en televisión. Desde los años sesenta, el director inglés plasma en la pantalla las desigualdades raciales y los abusos del Estado contra los más débiles. En 1995 retrató la Guerra Civil con Tierra y Libertad.

Ingmar Bergman tendrá también una fuerte presencia en la nueva temporada de la Filmoteca. De junio a agosto, la institución cultural celebrará los 100 años del nacimiento del maestro sueco y, para ello, revisará “extensamente” su filmografía que cuenta con trabajos como El séptimo sello y que abarca desde el blanco y negro hasta el cinema de formatos televisivos.

La Filmoteca también celebra los centenarios de Rita Hayworth e Ida Lupina, la primera mujer que dirigió un thriller y “una de las pocas realizadoras del Hollywood clásico”, según Riambau. Para conmemorar a Hayworth, el icono de la industria norteamericana, los amantes del séptimo arte podrán disfrutar de Gilda.

Esteve Riambau ha repasado las cifras de la institución señalando la caída del 9% de espectadores respecto al 2016. Hasta el 30 de noviembre de este año se han celebrado 1.257 sesiones con 95 espectadores de media en cada una de ellas, el descenso más importante desde 2012.

Riambau ha dicho estar “moderadamente preocupado”, aunque también ha reconocido que no se siente “cómodo” con la bajada de público. El historiador ha destacado que “su obsesión es romper con la idea de exclusividad de la Filmoteca como sala de proyección”. En este sentido, ha dicho que su equipo busca “estimular al espectador con otras actividades”, como las exposiciones fotográficas que son de acceso gratuito y que han registrado 4.000 visitas este año.

Para el 2018 destaca la colección de los hermanos Gómez Grau, con fotografías de una decena de montajes de Hollywood rodados en España, como Lawrence de Arabia o Doctor Zhivago y la muestra del fotógrafo Terro O’Neill sobre los momentos más íntimos de estrellas como Clint Eastwood, Paul Newman o Ava Gardner. 

A partir de febrero, se podrán ver una selección de películas de Sergi López realizada por el mismo actor y otros trabajos que de algún modo le han marcado en su carrera. En abril la Filmoteca presentará una retrospectiva de lo hermanos Paolo y Vittorio Taviani que combinan la poesía y la política.

La figura de Pierre Clementini, intérprete de Belle de jour o La Vía Láctea de Luis Buñuel cobrará importancia cuando se cumplen 50 años de las históricas protestas estudiantiles contra la sociedad del consumo del Mayo del 68. La Filmoteca prepara un ciclo entorno a Clementini, cuyo trabajo como documentalista con cámara en mano en las calles de París, dice Riambau, es desconocido.

Efectos de la nulidad del canon digital 

El director de la Filmoteca ha negado que la tensión política en Cataluña y la aplicación del artículo 155 esté afectando a su programación. Riambau sí ha explicado, sin embargo, que “si algún tema político nos está afectando es la inconstitucionalidad del impuesto de las teleoperadoras”, en referencia al canon digital catalán, que el Tribunal Constitucional declaró nulo el julio pasado después que el Gobierno de Mariano Rajoy lo impugnase.

Fuentes de la Filmoteca explican que el trabajo de archivo y digitalización de material fílmico se ha visto afectado por este hecho, ya que la tasa que la Generalitat cobraba a las operadoras de internet por cada usuario, representaba hasta julio una parte del presupuesto del Departamento de Cultura. En el caso de la Filmoteca, significa la pérdida de 700.000 euros y la “congelación” de trabajos que ya se habían planificado con esta partida, señalan las mismas fuentes.