Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIONES

El punk es eterno

Un centenar de imágenes recogen la explosión del género musical en 1977 en una exposición en Madrid

Los Ramones en Washington Square, en Nueva York.
Los Ramones en Washington Square, en Nueva York.

El punk, que en pocos acordes canalizó una enérgica reacción juvenil contra el sistema, también ha llegado a la madurez. En PUNK, una exposición en la madrileña galería de arte La Fiambrera (calle del Pez, 7), cerca de un centenar de fotografías dan testimonio de la explosión de este género musical en 1977, el año del álbum debut de The Clash y en el que los Sex Pistols escandalizaron a la sociedad británica cuando tocaron God save the Queen a bordo de un barco en el Támesis.

“Hemos reunido el trabajo de gente que estaba en el ajo”, comenta Francisco Santalices, comisario de la muestra, en relación al grupo de fotógrafos -Bob Gruen, Ray Stevenson, Ian Dickson y Sheila Rock- que inmortalizaron a músicos convertidos en iconos de la cultura popular, como Joe Strummer, y una larga lista de grupos hoy ya míticos como Blondie, MC5, Generation X o The New York Dolls.

En la exposición, que se podrá visitar de hasta el próximo 4 de febrero, también se encuentran algunas instantáneas tomadas por Danny Fields, una figura central en la historia del rock que, entre otras ocupaciones, ejerció de representante de los Ramones. “En estos retratos se puede ver un lado más íntimo, secreto y entrañable del grupo”, comenta Santalices, que destaca el protagonismo de la banda americana en la gestación y el desarrollo de la escena musical alternativa de finales de los setenta desde el otro lado del Atlántico.

Al valor documental de la fotografías, PUNK añade una selección de algunas portadas de discos, memorabilia y algunas revistas y fanzines de la época como Punk Magazine, Search & Destroy, Bomp o The Next Big Thing. Precisamente, Lindsay Hutton, el editor de esta última publicación que vivió la eclosión del género en primera persona ha participado en la organización de una muestra a la que ha aportado objetos de su colección personal.

En esta conmemoración del cuarenta aniversario del punk, la galería también celebra su tercer año de vida recogiendo el trabajo de los artistas que habitualmente exponen en este espacio, situado en el número siete de la calle Pez. En este caso, más de una veintena de autores nacionales e internacionales presentan lienzos en los que celebran o rinden homenaje a los artistas, los lugares y la filosofía del punk, aportando una mirada actual sobre el legado de un movimiento cultural que denunció la falta de esperanzas de la juventud y defendió una ruptura con los valores tradicionales y el estilo de vida de la generación predecesora.