Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abiertos solo por Navidad

Regalos ‘indies’, flores, artículos de broma o espumillones aparecen en los mercadillos efímeros de la capital

Anterior edición de Molly Market, en el Colegio de Arquitectos de Madrid.
Anterior edición de Molly Market, en el Colegio de Arquitectos de Madrid.

Con diciembre y el encendido de luces, queda inaugurada la temporada navideña en Madrid. Un clásico que no falla en estas fechas son los mercadillos pop up o efímeros. Hoy arranca Molly Market, que celebra su XIII edición en el Colegio de Arquitectos (COAM; Hortaleza, 63; de 11.00 a 20.30) con 90 puestos de moda y complementos, arte, joyería, diseño, decoración, ilustración, cerámica... “Desde que arrancamos, trabajamos con creadores independientes para que el público pueda encontrar piezas únicas y elaboradas a mano para que haga regalos diferentes”, cuenta Jade Page, una de las fundadoras del mercadillo.

Además de varios puestos gastronómicos, en los que es posible picar algo, la presente edición cuenta con un programa paralelo a las compras con un taller de encuadernación artesanal, impartido por Sphinge; sesiones de electrónica con dj The Adjuster; o los conciertos de Floating Garden y del conocido rapero El Chojin, que firmará discos, libros y las joyas de Morir de Amor, que ha ideado una colección con las letras del rapero. El programa infantil, además de pintacaras, incluye dos pases de la obra Coliflora (de La Íntegra Teatro); un taller de adornos navideños, impartido por Mundo Muhna, y los talleres de creación de monstruos y gamusinos de Pasión de Sastre.

Al lado del Molly, también en el COAM, abre sus puertas Pop Arq Store, mercado de diseño de arquitectos con 28 puestos: “Tiene un transfondo interesante, porque el mercadillo surgió en medio de la crisis, cuando los arquitectos se vieron obligados a reinventarse. Por la formación que tenemos, nos dimos cuenta de que tenemos muchas posibilidades en la creación artesanal”, cuenta Marta Kayser, que expone sus láminas en Pop Arq Store (Planta Jardín del COAM, de 11.00 a 20.30).

El Mercado de las Flores de Distrito 41, organizado por la asociación de comerciantes de la zona en colaboración con el Ayuntamiento y la revista Vogue, concentra en la calle Jorge Juan (a partir de las 12.00 y hasta el cierre de los comercios) las propuestas de las floristerías más interesantes de Madrid: Arbolanda, Bourguignon, Casa Florida, Elena Suarez & Co, Florea, Ginkgo Biloba, Casa de las Plantas, La Sastrería de las Flores, Mi taller de flores, Naranjas de la China, Savia Bruta, The Flower Store, Vincapervinca, Carlos de Troya y Flores Daguerre.

A la plaza Mayor los colores y el brillo llegaron hace unos días, cuando desembarcaron allí más de un centenar de puestos, que ofrecen productos típicos navideños, figuras de Belén y todo tipo de espumillones y objetos de decoración. Junto al mercado navideño más famoso de la capital (de lunes a jueves, de 10.00 a 22.00; de viernes a domingo, de 10.00 a 23.00), la aledaña plaza de Santa Cruz es lugar de peregrinación para los más guasones, que buscan allí, en los 14 puestos instalados, todo tipo de artículos de broma. En Navidad florecen los mercadillos. Prueba de ello es que antes de año nuevo también abren sus puertas, entre otros, el Nómada Market, el Ciento y Pico Market, el Mercado del Gato o el DearTee Outlet.