Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuál es la habilidad secreta de tu hijo con TDAH?

Percibir a los menores con trastorno de déficit de atención e hiperactividad como dotados de capacidades especiales puede ayudarlos a prosperar

Un niño mira al horizonte.
Un niño mira al horizonte.

Mi hija mayor nunca está contenta: está extática -que está en éxtasis-. Ella nunca está preocupada: entra en pánico. Vive completamente cada momento, centrándose solo en lo que le interesa justo en ese instante. Le cuesta mantenerse inmóvil y prestar atención a su maestro o a un programa de televisión. Cuando una idea aparece en su cabeza, inmediatamente necesita llevarla a cabo. Mi experiencia podría parecerse a la de otros padres de niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) u otras condiciones neuroconductuales.

Lo confieso: A menudo, es muy frustrante. Es agotador tener que repetir instrucciones simples varias veces, o que, constantemente, extravíe sus cosas (en el último año escolar, perdió cinco abrigos de invierno y tres loncheras). Es vergonzoso cuando tiene una crisis en público y también preocupante cuando tiene problemas con sus estudios.

Pero, al mismo tiempo, ser la madre de un niño con TDAH es maravilloso. Ella tiene una energía y un enfoque absoluto del presente que el resto de nosotros en la familia simplemente no tiene. Su intensa emoción sobre las cosas más simples, como una roca o su canción favorita en la radio, es completamente contagiosa. Su burbujeante imaginación es una fuente interminable de nuevos inventos (recientemente, hizo una montaña rusa casera de la que, a último minuto, tuve que salvar a su hámster de salir disparado en la aventura).

Lamentablemente, a través de los años, muchos de los maestros de mi hija han visto únicamente sus múltiples desafíos. Una maestra pasó todo un año sin poder ver más allá de los numerosos recortes de papel que mi hija produce como resultado de su Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

En los últimos años, la literatura ha aclarado la importancia de fomentar no solo las habilidades cognitivas de los estudiantes, sino también sus habilidades socioemocionales (por ejemplo, autorregulación, puntualidad, trabajo en equipo). Pero, ¿qué hay de los niños que luchan en ambos frentes? ¿Están condenados al fracaso en su futuro? Mi colega María Fernanda Prada responde a esa pregunta con un rotundo NO. Según su investigación, existen múltiples dimensiones de habilidad y algunas de estas han sido pasadas por alto en la literatura. Basándose en una encuesta longitudinal nacional de jóvenes de Estados Unidos, Prada concluye que las habilidades mecánicas (relacionadas, por ejemplo, con la destreza manual, las habilidades motoras y la integración viso-motriz) también aumentan los ingresos totales -talentos y habilidades que aumentan la posibilidad de los individuos de obtener trabajos altamente remunerados en el futuro- de un individuo. Esto abre la puerta a otros investigadores para seguir el ejemplo y explorar otras dimensiones del talento y la capacidad de los niños.

Mientras que los niños como mi hija todavía se esfuerzan por navegar en un mundo que tanto valora las habilidades con las que ellos luchan (como el control de las emociones, la organización, la planificación, la toma de decisiones y la capacidad de seguir las instrucciones), es reconfortante encontrar investigaciones que muestran esa habilidad específica de ellos como multidimensional. Su imaginación y talento para concentrarse cuando construye un nuevo invento pueden convertirse en sus poderes secretos. Estas son habilidades que los niños como ella pueden usar como base para la exploración, para el aprendizaje y para contribuir activamente en sus escuelas y comunidades.

Percibir a los niños con trastornos neuroconductuales y cognitivos como dotados de habilidades especiales puede ayudarlos a prosperar.

Si usted es un padre, un abuelo o un maestro de un niño con un trastorno neuroconductual o cognitivo, mire más allá de los problemas y desafíos, y tómese el tiempo para ayudarle a encontrar sus poderes especiales, esas habilidades que pueden desarrollar y llevarlos a sobresalir en la escuela y en la vida.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información