Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Algunas quejas sobre ‘La Manada’

Los artículos sobre el juicio en el que cinco hombres están acusados de violar a una joven en los Sanfermines de 2016 movilizan a los lectores

Llegada de los acusados a las dependencias de la Audiencia de Navarra.
Llegada de los acusados a las dependencias de la Audiencia de Navarra. EFE

El caso atrajo la atención de los medios de comunicación desde el primer momento por la gravedad de la acusación, y por las circunstancias que la rodeaban. El frenesí festivo de los Sanfermines, la edad de la presunta víctima, 18 años, y todo lo relacionado con los presuntos agresores: cinco hombres jóvenes, pero mucho mayores que la mujer con la que mantuvieron relaciones sexuales. Relaciones forzadas, según denunció la muchacha a la policía, por lo que el caso ha llegado a los tribunales. El juicio acaba de iniciarse en la Audiencia Provincial de Navarra, y el interés mediático ha vuelto a despertar. EL PAÍS ha publicado ya varias piezas sobre las primeras sesiones del proceso, además de artículos de opinión.

La opinión es libre, pero algunos lectores me han escrito para indicar algún error de apreciación en titulares o etiquetas con las que se identificaba el caso en la web del diario.

William Lyon, un lector que ya me escribió hace meses por el mismo motivo, me envió el martes un correo en el que denunciaba que la noticia sobre el juicio por violación figuraba etiquetada dentro del apartado “toros”. Es obvio que el suceso está relacionado con Pamplona y con los Sanfermines, pero no con la tauromaquia de ninguna de las maneras. El error se corrigió y espero que el concepto haya quedado claro tanto entre los redactores como entre los editores, con lo que no debería volver a producirse.

Otro lector, Manuel L. Muñoz, se pregunta respecto a un titular que se publicó en la web (Comienza el juicio a La Manada por la violación múltiple en los Sanfermines de 2016) por qué no tenemos en cuenta la presunción de inocencia. “No quiero que se entienda que justifico lo que esos individuos parece ser que han hecho”, escribe, pero es obvio que mientras no haya una sentencia habrá que ser cautelosos con lo que se escribe. Lo cierto es que el juicio que se celebra en Pamplona es por violación múltiple o violación grupal, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía. Y en la vista tendrá que demostrarse que tal delito existió. Otra cosa es que mientras no haya sentencia sea obligado referirse a los inculpados como presuntos culpables y a la víctima, presunta víctima. Es misión de los jueces decidir sobre el caso, y de los periodistas informar de forma objetiva y clara sobre el desarrollo del juicio.

En relación con este mismo tema, la web del diario incluyó el jueves un artículo de la revista SModa, titulado “La Manada’ y otras veces que se juzgó a la víctima y no al violador’. A modo de subtítulo, se recogía la siguiente frase: “España ha 'ganado' este 2017 el título de ser el país con sentencias más machistas del mundo”. Otro lector, Gustavo de las Heras, catedrático de Derecho Romano, se ha sentido escandalizado al leerlo. “Este subtítulo es absolutamente tendencioso e incorrecto, propio de panfletos”, escribe en su correo, “no de publicaciones serias como EL PAÍS. Es tendencioso porque predispone a creer en una justicia española machista en su conjunto. Es incorrecto porque no describe la realidad que aparece en la propia web de la asociación que concede los premios mencionados en el artículo”.

“Cualquier sentencia es criticable”, prosigue este lector. “pero tal crítica debe hacerse desde el respeto y el rigor. Con la prudencia de reconocer el desconocimiento que tenemos de las circunstancias concretas del caso. Con la intención de que se cumplan todas las garantías jurídicas y procesales, en amparo de todas las partes implicadas. En cualquier caso, una inadecuada generalización, señalando y desacreditando al sistema judicial español como machista es injusto y suicida, porque dicho sistema es un pilar básico de un Estado de Derecho y las poquísimas excepciones de mal funcionamiento no hacen más que confirmar la ejemplar actuación diaria de los Tribunales, pese a los continuos linchamientos mediáticos”.

El lector tiene toda la razón. El artículo mencionado enlaza con la web de la organización Asociación Woman’s Link, donde se informa de que una sentencia pronunciada por un tribunal español ganó uno de los premios negativos de 2017 por su carácter machista, lo que no significa que España sea el país con “sentencias más machistas”. Pero es que además, el mismo texto remite a una información del diario Público, según la cual, cuatro sentencias de tribunales españoles figuraban también entre las más progresistas que selecciona la Asociación Woman’s Link. Es totalmente inaceptable utilizar solo una parte de la realidad para reforzar la tesis de un artículo.