Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fin de semana para reivindicar los derechos de la infancia

Casi 70 entidades entre instituciones, asociaciones, colectivos y ONGs se dan cita este fin de semana en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo

Un fin de semana para reivindicar los derechos de la infancia

Casi 70 entidades entre instituciones, asociaciones, colectivos y ONG se dan cita este fin de semana en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid para celebrar por todo lo alto el Día Universal de la Infancia (20 de noviembre), en un evento de entrada gratuita organizado por la Comunidad de Madrid y que cuenta con un programa repleto de talleres y actividades para niños y familias.

El evento, que ya se ha convertido en un clásico en el calendario madrileño, tiene como objetivo, como afirma Mónica Revilla, directora de comunicación de Aldeas Infantiles SOS de España,  fomentar los derechos de la infancia a través del juego y la diversión para que niños y padres “se conviertan en ciudadanos activos aportando algo más a la sociedad, de modo que, entre todos, creemos un mundo mejor para nuestra infancia”.

También, despertar el espíritu solidario de los asistentes, ya que en las instalaciones del Palacio de Cristal habrá varios puestos de recogida de alimentos y juguetes para quienes más lo necesitan. Uno de ellos corre a cargo de la ONG Heal the World of Children (HTWOC): “Recogeremos juguetes y regalos nuevos o en buenas condiciones que luego nos servirán en nuestras actividades a lo largo del año con menores en riesgo de exclusión social, con determinadas dependencias o minusvalías, o que se encuentren ingresados en hospitales de la región. Incluso, puntualmente, hemos realizado acciones que han traspasado nuestras fronteras, colaborando con entidades de acción en Sierra Leona o en Camboya, por ejemplo, y hemos podido destinar allí parte de los juguetes, regalos y material educativo”, afirma Laura Serrano, presidenta de la ONG.

Y, por supuesto, como añade Ignacio Martínez, coordinador de UNICEF Comité Madrid, reivindicar uno de los mayores derechos de los niños, el derecho al juego: “La propia Convención sobre los Derechos del Niño, en su artículo 31, recoge que todos los niños tienen derecho al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales de su comunidad. Jornadas como esta sirven para que ese derecho sea una realidad para los niños, niñas y adolescentes de Madrid”.

Talleres, cuentacuentos, actuaciones…

Cada una de las entidades que participan en el evento organiza en su espacio talleres y actividades para niños y familias, de manera que en la programación hay una oferta para todos los públicos y todos los gustos que se desarrollará de forma ininterrumpida durante el sábado (de 10:00 a 20:00 horas) y el domingo (hasta las 16:00).

Así, los niños que acudan a la Casa de Campo podrán disfrutar de talleres de comercio justo, de cocina, de reciclaje, de manualidades, de interpretación o de programación de robots, entre muchos otros. Y los padres podrán hacer lo propio con los talleres de corresponsabilidad en el hogar o de diálogo y resolución de conflictos. También para los menores hay preparadas múltiples actividades, desde yincanas, hasta escalada, pasando por circuitos de seguridad vial. Mientras, en el escenario situado en el interior del pabellón, se sucederán por su parte las actuaciones de música, baile, danza y cuentacuentos.

Desde UNICEF Comité Madrid, por ejemplo, han preparado para el evento una serie de actividades pensadas para que los niños conozcan mejor sus derechos, y aprendan a valorarlos, respetarlos y defenderlos. Los más pequeños lo harán con Pocoyó y sus amigos, que tratarán “de acercar y explicar los derechos de la infancia a los más pequeños a través de personajes muy conocidos y situaciones cotidianas”. Para los niños y niñas más mayores, entre 6 y 12 años, la ONG ha creado la actividad “Pasaporte de Humanidad”, que gira en torno al derecho a la identidad y la ciudadanía con el objetivo, según Ignacio Martínez, de que “los participantes reflexionen sobre la importancia de tener una nacionalidad, y que piensen cómo pueden sentirse otros niños y niñas que se ven obligados a dejar atrás sus hogares”.

Aldeas Infantiles SOS, por su parte, visibilizará en su espacio en la feria la labor de 50 años de trabajo en España y desarrollarán un taller con los niños y sus familias para hacerles entender qué significa sentirse protegidos. “En Aldeas Infantiles creemos firmemente que todo niño tiene derecho a crecer en un entorno familiar que le proteja, rodeado de respeto, confianza y cariño”, explica Mónica Revilla antes de recordar que más de 300.000 niños crecen en nuestro país sin el cuidado y la protección que necesitan, en una situación “que pone en grave riesgo su desarrollo emocional, físico y mental y, por tanto, su futuro”.

En esos niños, y en todos los que siguen sin ver respetados sus derechos, pondrá el foco un año más el evento para, como concluye Laura Serrano, “educar en la concienciación sobre nuestro entorno, sobre las necesidades de quienes nos rodean, y aportar nuestro granito de arena para construir una mejor sociedad el día de mañana”. Una sociedad en que la 300.000, solo en España, no crezcan sin el cuidado y la protección que necesitan.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información