Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El peligro ante otra erupción del volcán Agung en Bali obliga a evacuar a 100.000 personas

La columna de cenizas, que supera los 3.000 metros, ha obligado a cerrar el aeropuerto internacional y ha afectado a 59.000 pasajeros

Volcán Agung en Bali Reuters-Getty-Atlas-Quality

La erupción este lunes del volcán del monte Agung, en la isla indonesia de Bali —la primera desde 1963—, ha llevado a las autoridades del país a elevar la alerta al máximo y a ordenar la evacuación de unas 100.000 personas, el equivalente al número de residentes en un radio de 10 kilómetros desde el volcán. El aeropuerto internacional de Lombok permanecerá cerrado este martes, lo que ya ha afectado al menos a 445 vuelos y a unos 59.000 pasajeros. Bali es una de las islas más turísticas de Indonesia, con una afluencia anual que ronda los 5,4 millones de visitantes extranjeros, según datos oficiales.

El Centro de Mitigación de Peligros Vulcanológicos y Geológicos (PVMBG), dependiente del Ministerio de Energía y Recursos Minerales, ha indicado este lunes que "la erupción y los temblores han ocurrido de forma continua". El organismo ha añadido que "la lava sigue llenando el cráter y cuando rebose comenzará a deslizarse por la ladera. Hay posibilidades de una erupción mayor". La columna de cenizas que expulsa el volcán asciende a más de 3.000 metros de altura, según la agencia estatal indonesia de noticias, Antara

"Ante la posibilidad de un riesgo inminente de desastre, se ha elevado el nivel de alerta en el monte Agung", ha informado el centro de mitigación de peligros vulcanológicos, que ha pedido a los residentes que evacuen la zona, según la agencia británica de noticias Reuters.

Al menos 22 pueblos cercanos al volcán se han visto afectados por la lluvia de ceniza y los oficiales han recomendado a la población el uso de mascarillas como medida preventiva.

"Pedimos a la gente en la zona de peligro que evacue inmediatamente porque existe el potencial de una erupción mayor", ha dicho Sutopo, portavoz de la Agencia de Mitigación de Desastres de Indonesia (BNPB). "No todos los residentes han evacuado. Hay algunos (que no lo han hecho) debido a que sus animales no han sido evacuados. Hay algunos que piensan que están a salvo", ha subrayado, agregando que las autoridades intentan persuadirles para que lo hagan y adelantando que podrían tener que recurrir a la fuerza.

El martes el volcán expulsó una nube de vapor negro de 700 metros en la primera erupción de tipo no magmático desde las erupciones de 1963 y 1964. En ese período, las erupciones duraron casi un año y causaron mas de 1.100 muertos.

Bali es el principal destino turístico de Indonesia con una afluencia mensual de unos 200.000 turistas extranjeros, según datos oficiales. El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

Más información