Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro amplía el poder militar en la cúpula del régimen

Los últimos nombramientos del presidente venezolano reflejan un aumento del control del chavismo en sectores estratégicos

El nuevo presidente de PDVSA, Manuel Quevedo, en una foto oficial. En vídeo, declaraciones de Maduro.

Nicolás Maduro dio el domingo un nuevo paso para asegurarse el control absoluto del sector más estratégico de Venezuela. El mandatario anunció una remodelación de la cúpula de la petrolera estatal, PDVSA. Designó como nuevo presidente de la empresa y ministro de Petróleo a Manuel Quevedo, general de la Guardia Nacional, y nombró a otros tres uniformados al frente de Comercio Exterior, Vivienda y Transporte, en lo que supone un aumento del poder militar.

Las decisiones de Maduro reflejan una significativa cesión de poder al aparato militar en un momento en el que el chavismo busca apuntalar su dominio de las instituciones y de los sectores decisivos para la devastada economía local. El líder bolivariano, obsesionado con las traiciones al régimen, quiere rodearse de dirigentes leales, sobre todo en los sectores que mantienen relaciones con Estados Unidos u otros países que el Gobierno venezolano suele considerar como el “enemigo exterior”.

El nombramiento se produjo cinco días después de que Tarek William Saab, el fiscal general investido por la chavista Asamblea Nacional Constituyente, informara de la detención de seis altos cargos de Citgo, la filial de PDVSA en Estados Unidos, por presuntos actos de corrupción y “traición a la patria”.

El ascenso de un militar en PDVSA —declarada en suspensión de pagos por las agencias de calificación Fitch y Moody’s— choca, sin embargo, con la mayor urgencia de la petrolera, esto es, la mejora de la gestión. El perfil del general Quevedo, quien ganó enteros ante Maduro por reprimir las protestas opositoras de 2014, no es el del típico directivo. Tampoco cuenta con experiencia en este sector, clave para Venezuela, que atraviesa uno de los años más aciagos de su historia reciente.

Hasta este domingo, Quevedo se había desempeñado como ministro para la Vivienda y Hábitat, entre otros cargos relacionados con programas sociales. Dentro del chavismo es asociado con Diosdado Cabello, expresidente de la Asamblea Nacional y uno de los dirigentes más radicales del chavismo. Y, según aseguraron fuentes de la compañía a Reuters, se rodeará de otros militares en su nuevo cargo.

A mediados de octubre, la producción petrolera descendió hasta niveles registrados por última vez a finales de los ochenta. Esta tendencia explica en buena medida las complicaciones que atraviesa la economía local, ya que el petróleo aporta el 96% de los ingresos en divisas.

Al borde de la quiebra

La intervención de PDVSA es evidente desde agosto. Saab anunció el arresto de 50 gerentes de la industria por posibles irregularidades en los últimos tres meses. Es un golpe de timón en la empresa estatal que había sido dirigida entre 2004 y 2014 por Rafael Ramírez, actual representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, y por otros hombres con tradición en la compañía.

El jueves, Argenis Chávez, un primo del presidente fallecido Hugo Chávez, había sido encomendado para regir Citgo. Maduro ha apelado a la reestructuración como una promesa de despertar económico en un país al borde de la quiebra.