Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambio de tiempo: lluvia en la mitad sur y frío polar en todo el país

Las temperaturas máximas bajarán entre cuatro y seis grados en el norte y este peninsular y las mínimas, entre ocho y 10 en la mitad sur

Vista otoñal en el parque madrileño de El Retiro.

Brusco cambio de tiempo para esta semana en Península y Baleares. Por un lado, una borrasca llevará lluvias el miércoles y el jueves, pero solo a la mitad sur, y, por otro, una masa de aire polar provocará ese mismo miércoles una bajada de temperaturas "bastante significativa y generalizada", según avanza Delia Gutiérrez, una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meterología (Aemet). Los valores continuarán siendo muy bajos para esta época del año durante todo el fin de semana y se esperan heladas en todo el país y nevadas en el norte, con una cota de nieve que bajará hasta los 600-800 metros, precisa Gutiérrez.

Este cambio se debe un movimiento del anticiclón de bloqueo que lleva instalado en la Península desde principios de octubre y que está impidiendo sistemáticamente la entrada de borrascas de oeste a este. "Girará 90 grados y nos traerá una masa de frío directamente desde el Polo a partir del miércoles", explica la portavoz de Meteorología. Esta masa provocará una acusada bajada de las temperaturas, que comenzará el miércoles en la mitad norte y en este del país y que se extenderá el jueves hasta el fondo de la Península. El frío se quedará hasta el domingo y solo se salvará Canarias. Este episodio de frío polar, con temperaturas más bajas de lo habitual, entra no obstante "dentro de lo normal" para esta época del año.

La caída será de "entre cuatro y seis grados" en las temperaturas máximas en la mitad norte y en el este del país e "incluso ocho grados en las zonas más altas del sistema Ibérico, del central y de la cordillera Cantábrica". El miércoles hay avisos amarillos (el primero en una escala de tres) por frío en nueve provincias: Huesca, Teruel, Cuenca, Guadalajara, Burgos, Soria, Girona, Lleida y La Rioja.

Ya el jueves, la masa llegará a la mitad sur, donde el descenso "será más notable" al partir de valores más altos. Además, las más afectadas serán las temperaturas mínimas, al llegar la masa de madrugada. "Al sur del Guadalquivir, las mínimas bajarán de seis a ocho grados y en zonas más altas de la Penibética, de ocho a 10", detalla la portavoz.

Las temperaturas se mantendrán así de frías, "e incluso bajarán un poco más el viernes en el sur", durante todo el fin de semana en toda la Península, según el pronóstico de la Aemet. En cuanto a valores concretos, en Madrid se esperan -0,5 el domingo, en Segovia -5, en Ávila -5,9, en Salamanca -7,6 y en Soria -5,3. En Valladolid, es cambio, el día más frío será el jueves, con -4,8.

Este mapa de mínimas, según Gutiérrez, "dará lugar a heladas el viernes, sábado y domingo prácticamente en toda la Península salvo el extremo suroreste". Esta masa de aire, con dirección de norte a sur, "no es la más favorable a las lluvias", por lo no dejará precipitaciones importantes pero sí "nevadas significativas en zonas amplias de la meseta norte y en parte de Aragón en zonas altas y medias, sobre todo el viernes pero también el sábado". 

Sí traerá lluvias importantes una borrasca atlántica que afectó el pasado fin de semana a Canarias y que se colará en la Península por el suroeste el martes. El miércoles se extenderá a todo el sur peninsular, donde habrá precipitaciones generalizadas. "Se esperan entre 10 y 20 litros por metro cuadrado en muchos puntos del sur", indica Gutiérrez. El miércoles, Cádiz y Málaga tienen aviso amarillo por fuertes lluvias. En Madrid, donde se está viviendo un fuerte episodio de contaminación, "no se descarta que pueda llover algo, pero no se esperan cantidades de lluvia significativas".

Más información